Ransomware: The Pervasive Business Disruptor

El ransomware es actualmente una de las principales amenazas para el negocio digital.

Se estima que un 49% de las empresas de todo el mundo sufrieron al menos un ataque que forzó su seguridad en 2016, y de éstos un 39% fueron ataques de ransomware. Otras cifras son aún más alarmante, por ejemplo, en Estados Unidos, el número de ataques ransomware aumentó hasta un 300% entre los años 2015 y 2016. Este aumento se atribuye al crecimiento de ransomware-as-a-service (RaaS), donde los ciberdelincuentes pagan a los operadores de las plataformas RaaS para lanzar ataques.

Matthew Gyde, Group Executive – Security comentaba que el aumento de los ataques de ransomware en la economía digital hace de cada organización un objetivo. Estos riesgos han aumentado en estos días desde que la criptoconversión y el bitcoin son un medio común para el pago del rescate. De este modo los ciberdelincuentes no pueden ser rastreados. A medida que más empleados trabajan remotamente en dispositivos personales, el riesgo se agrava aún más.

Las armas de las empresas deben ser la protección de sus datos, el proceso de copia de seguridad y recuperación, así como poder identificar las amenazas emergentes antes de un ataque y tener la infraestructura para poder responder rápidamente.

 

Además de las medidas para protegerse es importante que el sistema de copia de seguridad evite la rápida duplicación de archivos maliciosamente cifrados por ransomware. Esto se puede lograr con segmentación dinámica y características de seguridad inherentes.

Queda claro que los recientes ataques de ransomware han puesto de manifiesto el hecho de que se necesitan mejoras en todas las industrias con independencia del sector y el tamaño. Con un esquema correcto, organizado, las herramientas y procesos adecuados, las compañías estarán mejor equipadas para interrumpir el ataque de ransomware antes de que se convierta en el disruptor del negocio.

Fuente: cso.computerworld.es

Noticias relacionadas

Si lo deseas, puedes dejarnos un comentario